Sun Wukong: La leyenda del Rey Mono.

Alejandro Tagua Gago/ mayo 5, 2011/ Suma/ 4 comments

Hoy me he dado una vuelta, aprovechando el solito, por Sumadera. Es la segunda vez que voy como ya sabeis, os mostraré mas fotitos en otro momento, pero hoy, he hecho un gran descubrimiento. Caminando me encontré este curioso mono, rapidamente dije; “Es Son Goku”, y una vez en casa he investigado. Mi ignorancia me ayudo a conocer al Dios Mono, famoso personaje de una leyenda china. Quiero compartir esta historia con ustedes, en esta leyenda se basaron para crear el personaje de Dragon Ball, nuestro querido Goku.
 
Sun Wukong con su vara Ru Yi Bang.
“El Rey Mono (cuyo nombre es Sun Wukong) es uno de los personajes más populares de la mitologia china, siendo el protagonista de la novela clásica “Viaje al Oeste” de Wu Ch’eng-En, considerada una de las cuatro novelas clásicas de la literatura china, y basada en la historia real de un monje famoso, Xuan Zang de la dinastía Tang. Según la leyenda, el Rey Mono nació de una roca mítica. Tras saltar de una cascada en la Montaña de las Flores y las Frutas, fue proclamado Rey de los Monos por otros monos debido a su hazaña. No obstante, pronto se dio cuenta de que un día le llegaría la muerte y comenzó a buscar la inmortalidad. Para ello viajó en balsa a nuevas tierras y acabó siendo un discípulo de Subhuti, dominando pronto los infinitos poderes de la transformación y logrando la capacidad de trascender la forma y la existencia de 72 formas diferentes. Era incluso capaz de volar entre nubes y dar saltos de 8000 millas.
 
El Rey Mono descubrió entonces una vara mágica llamada “Ru Yi Bang”, que originalmente era un tesoro del Rey Dragón usado para mantener el equilibrio de las mareas en su palacio del mar. La vara se extendía desde el fondo del mar hasta los cielos y pesaba unos 7000 kilos. El Rey Mono redujo su tamaño al de una aguja y se la llevó, causando un cataclismo en el mar.
 
En un intento por domar al Rey Mono, el gran Emperador de Jade, la única autoridad sobre el cielo, el mar, la tierra y el mundo subterráneo, le invitó a su reino celestial con la oferta de un título, pero le recibió con un ataque. El Rey Mono se tragó los “Melocotones de la Inmortalidad” de la Emperatriz, y el “Elixir de la Longevidad” del maestro Lao Tzu, lo que le hacía prácticamente indestructible. El Rey Mono consiguió derrotar a todos los 100.000 guerreros que el Emperador mandó para detenerle.
 
Al final, el Rey Mono fue capturado por una fuerza conjunta de numerosos guerreros celestiales y sentenciado a la pena capital. Al no poder la espada contra él, fue arrojado a una fragua sagrada donde se quemó durante 49 días. Tras ese tiempo, la propia fragua explotó y de ella emergió el Rey Mono, más lleno de furia que nunca.
 
Habiendo agotado todos sus recursos, el Emperador fue en busca del propio Buda, quien retó al Rey Mono a que no sería capaz de saltar de la palma de su mano. Si el Rey Mono perdía la apuesta sería exiliado a la tierra de los mortales. El Rey Mono aceptó la apuesta pidiendo el título de Emperador si ganaba. Con sus grandes habilidades, dio el mayor salto que pudo. Tras su salto vio cinco enormes pilares y pensando que había llegado al final de los cielos escribió en uno de ellos “El Gran Sabio, estuvo aquí.”
 
Cuando volvió a ver a Buda, el Rey Mono quedó sorprendido de ver su escritura en uno de los dedos de Buda. No había logrado saltar más alla de la palma de la mano de Buda y había, por tanto, perdido la apuesta. Al intentar escapar, Buda transformo sus dedos en la Montaña de los Cinco Picos donde encerró al Rey Mono durante los siguientes 500 años. Eventualmente, el Rey Mono tuvo una oportunidad de redención cuando el Buda le envió a una misión para proteger a Xuan Zang a su viaje a la India. Así es como comienza la épica “Viaje al Oeste”.
 
Era pequeño pero llamaba la atención. Abajo dibujos de los signos del horóscopo chino.
 
Por si algún despistado no conoce a Goku 😉

 Espero, os haya resultado curioso, al igual que a mi. Pronto más cosillas, tengo buen material fotográfico!

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

4 Comments

  1. Guapisima a la par que curiosa. Muy buena leyenda y gracias por enseñarnos un poco de historia.
    Un abrazo!

    PD: A partir de ahora mirare a Goku con otros ojos jajajaj

  2. monstruo Ale
    la historia ar fina
    me ha hecho de llorar

    me voy a leer toa la mitologia china der tiron

    ademas SUBHUTI es mi maestr favorito
    te comento que no queria irse
    del lado del buda su maestro
    aunque estaba listo para su camino
    sentia tristeza por separarse y no se iba+

    un dia estaba meditando donde siempre

    bajo un arbol y comenzaron
    a llover flores suavemente sobre SUBHUTI
    y llovieron muchas flores desde el cielo
    y todo el dia estuvieron lloviendo
    FLORES SOBRE SUBHITI

  3. Me gusta amigo,…me gusta!!!

  4. Mola!!! Las fábulas orientales son muy bonitas, muy líricas.

    Un abrazo, Ale. Escribo poco pero te leo mucho.

    Borja.

Deja un comentario