Nueva etapa: Mi primer “Arubaito” (アルバイト)

Alejandro Tagua Gago/ octubre 3, 2011/ Vida en Kobe/ 0 comments

Santuario Fushimi Inari. Kyoto.    
Bueno, he vuelto a tardar en escribir, pero hay novedades. Hace una semana, Mari me concreto un entrevista con un amigo suyo propietario de 5 restaurantes, era para trabajar en la cocina de un restaurante italiano. La entrevista, debido a varias razones, no fue del todo bien, pero el miércoles pasado recibí la noticia de que me habían cogido.
 
Los estudiantes en Japón pueden trabajar como máximo unas 28 horas por semana. La amplia mayoría de estudiantes japoneses combinan sus estudios con lo que se llama Arubaito o trabajo temporal. El horario de este tipo de trabajo siempre suele ser flexible, y pedir cambios no suele ser complicado, aunque como es normal todo dependerá de muchos factores como el lugar de trabajo, las fechas, etc.
 
Así pues, era mi objetivo trabajar en algún lugar interesante, y dado que aun no tengo alumnos para dar clases he decidido moverme en otro sentido. Tener un trabajo es importante no solo por el dinerillo que gane, sino por entablar mas conexión con la forma de trabajar de los japoneses, mejorar comprensión del idioma en todos los aspectos, y hacer nuevas amistades. Las clases no las he dejado, si salen alumnos voy a darlas.
 
Los trabajadores ya sea en una gran empresa o en un arubaito, tienden a reunir a sus empleados para transmitir la idea de que un compañero de trabajo es un amigo. Aun no ando preparado para hablar de estos temas del mundo laboral japones, así que por ahora solo dejo esa idea. Este sistema de reunir a gente a beber para hacer piña, en España esta mas que inventado, pero aquí la vida de empresa toma un aspecto más profundo. Como curiosidad comentar que ellos llaman a esto “Nominication”, palabra formada por el verbo nomimasu (beber) + comunication (proveniente del inglés). Esta pues pendiente una quedada con mis compañeros.
 
El restaurante donde trabajo tiene unas diez mesas, y un barra para unas 4 o 5 personas, lo peculiar es que detrás de la barra esta la cocina, es decir es una cocina abierta, nada de cristales, ni muros por lo que tienes contacto visual con los clientes. Me dedico junto con Midori san (mi compañera) ha hacer los conocidos, antipasti. El menú es amplio y ando aprendiendo mil cosas, no solo sobre como hacerlos, sino donde esta situado todo en la cocina. De momento he trabajado sábado y domingo pasados. Aunque mis días de trabajo serán Martes, Viernes, y Sábado, de 18h a 22h. En navidad y fin de año también toca estar allí.
 
La decoración y preparación de los platos es una cosa curiosa, a la par que difícil. Hay que ser creativo, y cuidar mucho los detalles. Poco a poco aprenderé. Parece ser que la afición por la cocina que tengo últimamente me ha llevado aquí, curioso no? Pero lo mejor es que también debo encargarme de los postres!! y eso es cosa fina! Tiramisu, mousse, pudin etc. Uno corta y come un poquito de todas las comidas y postres, y esta todo bien bueno. La decoración con fruta de los postres me recuerda a aquellos plátanos en forma de delfín que hacían en Tenerife, algunos lo recuerdan bien no? 😉 Tendré pues que crear, y crear para sorprender, pero después de aprender.
 
Resumiendo, la academia también empezó, y llega algo diferente, así que ando contento, y espero poder llevar bien las dos cosas. La academia es muy importante, y debo prestarle la misma atención que hasta ahora. Los compañeros de trabajo son muy buena gente, así que espero todo vaya bien. Seguiré contando mas novedades, y continuare avanzando para mejorar más y más mi japonés.
 
Prometo sacar tiempo para escribir mas aun en el blog, aunque los post sean mas cortos!

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

Deja un comentario