Kame Sushi (亀寿司), Osaka.

Alejandro Tagua Gago/ junio 20, 2014/ Comidas, Osaka/ 2 comments

Hace un par de fines de semana nos dimos una vuelta por Osaka (Umeda), algo sencillo ya que sale sobre unos 4 euros ida y vuelta desde Kobe (Sannomiya).

Para cenar tempranito quisimos buscar un restaurante de sushi que fuera bueno, bonito, y barato (o al menos asequible). Siempre, cuando buscamos a través del móvil dónde ir, prestamos mucha atención al precio, y a las fotos del local.

En este caso un restaurante de sushi no tiene porque ser un sitio elegante y sofisticado, que los hay, sino que vale con que sea popular entre los propios japoneses. El caso es que nos llamó la atención, entre la gran oferta que Umeda ofrece, un local llamado Kame Sushi (亀寿司). s_001bAl llegar al sitio observamos que estaba llenísimo, y si digo la verdad la primera impresión no fue muy buena desde el exterior, de hecho pasamos algo de largo. Pero resulto que dos pasos más adelante se encuentra el local principal del mismo restaurante, en ese momento paramos y pensé: “Lo que importa es que aquí no cabe un alfiler nipón y están poniendo sushi a diestro y siniestro a todo cristo. Esto tiene que estar buenísimo.”

Tras esa reflexión lógica nos decidimos entrar a aquel ambientado lugar, aquel día la suerte estaba de nuestro lado. La planta baja estaba llena, por lo que nos mandaron a la barra de arriba, “3 barras y todas las mesas llenas a reventar,  sushi para todos, aquí al pescado no le da tiempo ni a intentar ponerse malo”, pensé.

s_002tAl llegar a la citada barra, un hombre regordete, con cara de simpático nos invitó a sentarnos frente a él, digo ésto porque es el cocinero delante de ti quien elabora tu sushi y no las otras personas que rondan por la barra. En este caso, claro que era él quien manejaba el tema porque se trataba del dueño de todo aquello, el Sr. Yamada. En la próxima foto lo vemos a la derecha, le sigue su hijo. (Fotos de este post tomadas de la web).

22029955_FotorGran amante del buen comer, no había tema que se le resistiera, sabía palabras en varios idiomas como italiano, español o portugués, controlaba de vinos, de sake, y por supuesto de pescado. Bendito el día que encontramos esta peculiar sushiya y tuvimos la oportunidad de que este hombre nos atendiera.

Mientras se interrumpía a sí mismo para controlar como iba todo por allí, o recibir y elaborar la comandas que entraban, no dejó de sacar temas de todo tipo. Parecía encantado de tener a una pareja tan peculiar por allí. Aunque yo más bien creo que es un hombre super abierto con todos sus clientes, tiene talento de líder. 🙂

La forma de pedir es este restaurante es muy adecuada, pides por ejemplo nigiri de salmón, los elabora delante tuya, y alarga las manos para ponértelas en el plato (Por supuesto este se cambia regularmente mientras comes). A la derecha lo acompañaba su hijo, o “El rey del Maki” como lo llame yo, un verdadero vicio elaborando rollos de makizushi si señor. Según su precio cada pedido corresponde a un ficha de color, estas son insertadas en su soporte vertical de madera en el momento que la comanda se sirve. Es una peculiar manera de llevar la cuenta de cada comensal.

Lo bueno fue que aprovechando la conversación que Yamada sensei tenía con nosotros le pedíamos recomendaciones del día. Finalmente yo dejé hasta de mirar el menú. “Pues ahora te voy a poner un atún toro (atún graso de primera calidad) levemente pasado por la parrilla y con un toque de lima, no le eches salsa de soja que le quita sabor ¿ok?”; “hoy me entraron unas vieiras buenísimas que las ponemos con un poquito de limón y sal…” Y así sucesivamente.

19308282¡Qué felicidad! Aquello estaba buenísimo, yo solo le decía “douzo, douzo” (proceda usted a elaborar esa recomendación si es tan amable). El detalle fue ya cuando nos puso un tomatito natural cortado “Están buenísimo que son de cultivo ecológico” decía. Al final nos puso dos y me invito a probar un sake muy bueno, de esos que entran como agua y son peligrosos.

Son sitios, obviando la suerte de que el dueño nos atendiera, a los que hay que volver. El precio por persona va de 3000 a 4000 yenes (21-28 euros), lejos de los muchos restaurantes lujosos que ofrecen sushi por precios que van de 10000 a 15000 yenes/persona (72-108 euros). Supongo que algún día habrá que probar uno de esos caros, pero cuando me replantee que por ese dinero como el doble en Kame Sushi u otro similar, quizás lo dejo para otro día! 😀

Supongo que esos restaurantes exclusivos ofrecen un ambiente tranquilo e inmejorable, muy cercanos también al dueño. Pero en los otros tipos de sushiyas hay un ambientazo muy curioso que merece mucho la pena vivir. No sé, creo que todo depende del consumidor, es como tapear en un sitio de diseño o hacerlo en el bar o la tasca de toda la vida. Sobre gustos no hay nada escrito!!

s_003bEn fin, el sushi estaba impresionante, y el trato inmejorable. Lo recomiendo! Mari compró el otro día una revista de restaurantes y bares, para ver sitios distintos y asequibles donde comer. Resulto tener 2 dos páginas dedicadas a este restaurante. Ella misma vio otra entrevista en otra revista distinta, así que no es algo que haya descubierto yo! Los japoneses hablan 😉 Y las apariencias engañan! Un abrazo a todos!

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

2 Comments

  1. yo tb quiero, “douzo douzo”

    1. Después hay que pagar ehm? jejeje Pero como comento asequible. Un vez allí ni piensas en eso de lo bueno que está todo!

Deja un comentario