Día de Diplomas y Furisodes (振袖). Graduación de Mari chan.

Alejandro Tagua Gago/ marzo 25, 2012/ Vida en Kobe/ 2 comments

Mari chan y yo.
Llego el día 23 de Marzo, un día importante para Mari, y yo encantado de estar allí con ella. La ceremonia de graduación (卒業式) se realizaría en la propia universidad, y desde muy temprano andamos por allí. Mari y todas las chicas llegaron mucho antes y fueron arreglándose para la ocasión: accesorios, peinados, y lo más importante el furisode o hakama.
 
El furisode es un tipo de kimono que suelen llevar normalmente las mujeres solteras, las largas mangas de 85 a 114 cm de largo indicaban la soltería. Hay día de hoy aún se mantiene ese significado con respeto a las mangas, incluso a veces se cortan las mismas una vez casadas. Pero no es el caso, pues también es tradición llevar furisode en días señalados para las japonesas como el día de la mayoría de edad, y la el día de graduación de la universidad.
 
Fukushima san con sus alumnas Ayaka, Mari, y Eri.
Aunque debo hacer una aclaración, ya que no es exactamente un furisode lo que llevan la mayoría de chicas sino un Hakama (). El furisode es de una sola pieza, mientras que el hakama está formado por dos piezas, la parte de arriba o especie de kimono corto y los pantalones o hakama (袴). Como veréis en este enlace el hakama es el típico pantalón vestido en Kendo, o por los samuráis, pero ha evolucionado en falda para las ocasiones antes mencionadas, y la vestimenta usada por las chicas ha tomado este nombre debido al parecido con este clásico pantalón. Una de las razones de porque las mujeres usan hakama, es porque antiguamente, las mujeres usaban pantalones tipo hakama como uniforme escolar.
 
Toshiko, Miku, y Mari.
La mayoría de las chicas los usan de alquiler, bastante caro por cierto, ya que solo lo utilizaran este día. Otras traen el suyo propio herencia de su familia, o comprado para la ocasión. Aun así todas visten distintas combinaciones de colores entre el kimono, hakama, y el obi () o cinturón amplio y bastante apretado que todas lucen en sus cinturas.  Normalmente suelen calzar zoori (草履) y tabi (足袋) o calcetines especiales para las mismas.
 
Mari, Keiko, Ayaka, y Eri.
Los accesorios eran variados y más o menos vistosos, se mezclaban con el colorido y los estampados de los kimonos. Todas disfrutaron haciéndose fotos, y vivieron cada momento de esta importante cita.
 
 
Ayaka, Mari, y Keiko (izq). Mari y su diploma (drcha).
 
Los chicos se limitan a vestir trajes, de tonos oscuros en su mayoría, sin mucha novedad que comentar, aunque alguno suele elegir llevar un hakama masculino si lo desea.
 
   
 Arriba mari con Ryo (izq) y Momo (drcha)
 
Es un día importante no solo por el fin de los estudios universitarios, sino porque para ellos, suele suponer una separación. Hasta el fin de la universidad los japoneses suelen disponer de más tiempo, entre baitos y estudios siempre hay lugar para salir, e incluso viajar. Pero tras la universidad, todos empezaran sus trabajos, muchos en otras ciudades, lejos de donde estudiaron, comenzaran una nueva vida, conocerán gente nueva, y carecerán del preciado tiempo libre del que ahora disponen. No lo digo yo, ellos me lo dicen, saben que se acabó viajar al extranjero, que solo los fines de semana tendrán algo de tiempo, y saben que si andan trabajando lejos ese poco tiempo no les va a permitir reencontrarse muy a menudo con su gente. Sobre todo los primeros años de trabajo son bastante duros, y trabajan muchas horas cada día.
 
Sachiko san (madre de Mari) y yo.
En definitiva un momento de cambio, una celebración, el inicio de otra etapa, todo este significado hay detrás del fin de la universidad. En todo el mundo pasa lo mismo, pero en Japón, dada las condiciones, parece que se acentúa aún más.
 
El día fue largo, pero entretenido, ceremonia, entrega de diplomas en la clase con los profesores, almuerzo para profesores, alumnos y familiares en un hotel, y fiesta varias en restaurantes. Estas últimas derivaron en más bares, izakayas, y karaokes. Lo vivieron al máximo, aunque andaban muertos de sueño, y yo los acompañe hasta las 12 de la noche. Una experiencia de dónde puedo sacar muchas conclusiones, e incluso escribir una segunda parte de lo acontecido.
 
Clase de España, todos posando con los profesores.
Pero para no extenderme más os dejo aquí, con estas fotos llenas de color, y con mi mente puesta ya en España, mi gente me espera, y yo tengo muchas ganas de verlos.
 
Escribiré un post más antes de mi regreso 😉

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

2 Comments

  1. お目でと みなさん。

    Como se echa de menos

    パブロ くん

    1. Cierto que te queria etiquetar en Facebook y decirte quwe te eche mucho de menos por alli! Hablamos prontito, cuando ande por España mas tranquilo! Abrazos!!

Deja un comentario