Crónicas desde el móvil.

Alejandro Tagua Gago/ octubre 20, 2011/ Vida en Kobe/ 1 comments

 
Me acabo de montar en el tren, y he decidido escribir este post con el móvil mientras mi día pasa, hasta que regrese a casa. No me conecto a internet pero si tengo email, y recuerdo que si me lo pedís, comunicarnos es igual de fácil que enviar un sms.

Reflexiono en mi viaje a la academia sobre la semana pasada. Sin mucha novedad, semana de exámenes de rutina,y 4 días de trabajo seguidos. Eso en mi vida diaria, en aspectos personales son muchas mis reflexiones sobre mi persona, y mi futuro. No quiero quedarme parado, quiero ver mis opciones para seguir en Japón el año que viene, si puede ser, tras recargar mi mente en España a base de cruzcampo, jamón, montaditos de pringa, y derivados. Todo acompañado de familia y amigos.

Muchas veces quiero escribir post sobre temas culturales de Japón, pero me he vuelto algo perfeccionista, me gusta hacerlo bien. Para eso necesito tiempo y no tengo mucho. De todas formas, aunque ando acostumbrándome a esta nueva etapa, pronto añadiré más cosillas por aquí. A veces uno necesita recuperarse para escribir con animo. Así que siento este descanso blogueril.
 
 
Ahora ando en la academia, zona de descanso, como siempre si cierro los ojos parece que estoy en una calle de Pekín. Antes de venir he pasado por el “konbini”, y he comprado un plato de pasta cocinada, el sabor lo desconozco, pero no promete. Hoy, Takesan, mi peluquero japonés me reclama durante 3h, llegaré tarde a casa 22h, es la razón de tan atrevida compra en el “konbini”.
 
Takesan me va a pelar gratis ,después me pondrá ropa que el elija y haré de modelo para la web de la peluquería. Me pelará de nuevo gratis si lo deseo para dejarlo a mi gusto. Alrededor de su cintura suele llevar un cinturón con al menos 5 tipos de tijeras, pinzas, y otros utensilios, viste con una especie de diadema, pelo largo, y barba bien afeitada, y no, no es gay. Pero el tio tiene estilo, y es muy “wena gente” como se dice en mi tierra. Promete ser interesante, a la par que divertido.

Ya, tras la primera hora de clase, ando por el primer descanso de 10 min. La clase tranquila, algunos duermen, otros se marchan a fumar, al fin al cabo somos sólo 5 poco ruidosos compañeros. En el segundo descanso probé los espagueti, más fácil de digerir que la nueva profesora de los jueves, estaban buenos. La profesora es soporífera.

Después de la clase cambio mi plan y regreso una escasa hora a casa, en el viaje de vuelta continuo redactando otro poco este post. Pienso que el corte de pelo que me harán hoy no me gusta, pero si me gusto escribir este relato desde el móvil.
 
No regreso muy tarde de la peluquería, son las 21 h y arrastro hambre, el corte no me gusto pero fue curioso mi “modelaje” (¿eso se dice así? :)) escribiré mañana más, sino haré los preparativos para hacerlo el sábado. Mañana vuelta a clase, y trabajo. El sábado se planea tomar algo por el centro tras el “baito”.
 
Saludos!
 

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

1 Comment

  1. Dicen que los modelos occidentales se cotizan bien no? Lo mismo acabas de descubrir tu vocación oculta jejeje.

    Pásate la web del peluqueroloco.

    Por cierto Manolo llamas tendrá algo que decir no? 🙂

Deja un comentario