“Be water my friend”

Alejandro Tagua Gago/ octubre 10, 2011/ Vida en Kobe/ 1 comments

La vida en un país del continente asiático como Japón, es sin duda un desafío para un occidental. Cada día te ves inmerso en un ir y venir rutinario que te hace olvidar, o pasar por alto detalles importantes de lo que es tu vida ahora, y lo que era antes. Te acostumbras a la falta de contacto físico con amigos, un saludo con dos besos te llega parecer hasta raro, e incluso cuando te encuentras con gente española no sabes como reaccionar al saludar. La vida pasa a ser algo más solitaria, no por ello peor, pero hay que saber llevarla. Las preocupaciones por el futuro muchas veces influyen en tu análisis del presente. En fin, a veces quizás te ves “Lost in Translation”.
 
En Japón no se espera, no se descansa, no se para. Si hay tres días libres, la academia te coloca una semana de exámenes después. Vacaciones de verano, después exámenes finales. No existe el concepto ocio, en su estado puro, éste muchas veces se ve dentro de la propia vida diaria del trabajador, de su fiel unión a su empresa.
 
Si algún día hay alertas por tifón, o si tienes un resfriado, no son excusas para faltar a la empresa, nadie te va a justificar eso. Mi academia es para asiáticos, no para occidentales, por lo que no se espera a españoles que les duela la cabeza, o se sientan débiles ante tanta avalancha de información. Si hay días de descanso es para estudiar mas, y los fines de semana también se sobreentiende que lo harás al menos un día.
 
Altar en los alrededores del Parque de Nara.
¿Es que no existe el descanso?, ¿Un día sin sentir que no tienes que hacer nada? He pensado sobre esto, y he llegado a la conclusión, que como muchas otras cosas, todo esta en la mente. Si te aferras a tu cultura, a tu forma de ver la vida, a tu idea de vida occidental acomodada, entonces nunca podrás vivir en este país.
 
Hay que cambiar, no sentirse agobiado por el día a día, guardar aunque sea unas horas para ti al día, horas en las que hacer lo que te gusta desconectando de la rutina diaria. Si tu mente se obsesiona, y agobia vas perdiendo energía que necesitaras para trabajar, estudiar, o simplemente descansar por la noche adecuadamente.
 
Fushimi Inari, Kyoto.
También, en mi caso, debo ser consciente de saber que no llevo ni un año aquí, y que por tanto mi proceso de adaptación aun continua, aunque yo, y a veces los que me rodean, piensen que no. Teniendo en cuenta esto, debemos ser conscientes de nuestro limites, y no estresar a nuestro organismo con cosas imposibles de hacer inmediatamente. Haz lo que puedas, y si es imposible conseguirlo ahora, la próxima vez lo harás, no desistas y se perseverante. Debemos adaptarnos a todo los aspectos que nos rodean.
 
Kiyomizudera, Kyoto.
De Asia provienen grandes filósofos. Ellos, cuando aun estas regiones no eran grandes ciudades donde la vida seguía una acelerada rutina, ya nos enseñaron como amoldar nuestra mente. Dejo por aquí algunas citas:
 
“Aprender sin reflexionar es malgastar la energía”
 
“Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso.”
 
“No te quejes de sufrir, que así aprendes a socorrer. “
 
“El trabajo aleja tres grandes vicios:
el aburrimiento, el vicio y la penuria. “
 
“Oigo y olvido; veo y recuerdo. Hago y comprendo “
 
“El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, más luego se clarifica. “
 
Medusa, acuario de Osaka.
Aunque yo señor@s, me quedo con el ya conocido “Be water my friend”
 
Vacía tu mente. Libérate de las formas, como el agua. Pon el agua en una botella
y será la botella. Ponla en una tetera y será la tetera. El agua puede fluir o
puede golpear. Sé agua, amigo.  

About Alejandro Tagua Gago

Fue en Diciembre de 2010 cuando decidí dar el paso, deje mi trabajo, y me aventuré. Viaje a Japón por segunda vez, pero esta vez para quedarme 1 año y 3 meses, la vida allí me cambiaría totalmente. Entonces nació esta bitácora, que tantas alegrías me ha dado. En Japón gracias a mucha gente, entre ellas mi actual pareja, pude mejorar día a día, y entender muchísimo mejor la cultura y forma de ser del pueblo japonés. Tras un parón de dos años en España regresé a Kobe en Mayo de 2014. Han sido más de dos años en Kobe muy productivos a nivel personal y profesional. Después de trabajar como profesor de español y traductor e intérprete para el Ayuntamiento de Kobe el destino me lleva a Tokio. En este blog seguiré contando mis pormenores por estas lejanas tierras! Espero os motiven y entretengan!! Saludos desde Japón!! Tawakun.

1 Comment

  1. Shavalote, muy bueno este post, me ha gustado mucho!! Estás hecho un makina!! Y la foto de la medusa, wapisima!! Abrazos!

    Negro

Deja un comentario